Código de conducta y ética empresarial

INTRODUCCIÓN

A todos nuestros valiosos empleados,

No hace falta decir que, como una de las principales empresas de dispositivos médicos del país, somos parte de una industria muy competitiva con proveedores de asistencia sanitaria que cada vez esperan más de nosotros y exigen más. Estas demandas tienen un efecto sobre usted, independientemente del lugar que ocupe dentro de la organización. Tanto si su trabajo requiere que procese pedidos cada vez con mayor rapidez y precisión, fabricar un mayor volumen de productos con controles de calidad y tolerancia más y más ajustados o levantarnos cada día más temprano para generar más clientes potenciales de ventas, todos nosotros nos enfrentamos al reto de encontrar formas creativas e innovadoras de realizar nuestras tareas. Aplaudo ese esfuerzo y aprovechamos la ocasión para agradecerle la contribución que han hecho, y la que harán, para el éxito de nuestra compañía.

Al mismo tiempo, es esencial que cada uno que cada de nosotros reconozcamos que no se trata solo de hacer el trabajo, sino del modo en que conseguimos nuestros resultados. La reputación de CONMED (tanto como cada éxito individual) requiere no solo que hagamos el trabajo sino que lo hagamos del modo adecuado. Como siempre, hacer lo correcto va más allá de cumplir las leyes que rigen nuestro negocio. Es decir, comportarnos con total integridad a diario en todo lo que hacemos.

Como su empleador, la obligación de CONMED supera la simple obligación de declarar que usted debe actuar de forma profesional y ética en el trabajo. Con este Código de conducta y ética empresarial hemos formalizado los valores que nos han convertido en la Compañía que somos hoy y que nos harán progresar en el futuro. Este manual describe las políticas fundamentales sobre ética que rigen todo lo que hacemos y establece los deberes y las obligaciones de todos nuestros empleados en cumplimiento de estas políticas. Lo insto a leerlo cuidadosamente y a continuar la tradición de trabajo duro junto con un compromiso con la integridad y la profesionalidad que nos han convertido en la Compañía que somos en la actualidad, y seguiremos desarrollando el futuro de nuestra Compañía.

Cordiales saludos,

Curt R. Hartman
Presidente y director de operaciones


I.               Niveles de cumplimiento; Deber de informar de infracciones; Cómo informar de infracciones; Informes anónimos

Este Código de conducta y ética empresarial se aplica a todos los empleados de CONMED y sus filiales, desde el presidente, director de Finanzas y de Contabilidad y el resto de los directivos, hasta los supervisores de fabricación y empleados por horas o el personal de ventas. No hay ningún empleado exento de las políticas descriptas en este Código de conducta y ética empresarial.

El Departamento Legal de CONMED es responsable de aplicar estas políticas a situaciones específicas en las que puedan plantearse dudas y tiene la autoridad para interpretar estas políticas en una situación dada. Cualquier duda sobre el modo en que deben interpretarse o aplicarse estas políticas debe dirigirse al Departamento Legal de CONMED.

Pedimos a cualquier empleado que se entere de una infracción de las leyes, reglas, normativas o de este Código que se lo notifique inmediatamente al Consejo General de CONMED. El no hacerlo constituye igualmente una infracción de este Código. Para animar a los empleados a informar de las infracciones, la Compañía no permitirá represalias por los informes realizados de buena fe. Cuando sea posible, los informes deben realizarse de forma oral, por teléfono o en persona. Si por alguna razón no fuera posible, póngase en contacto con el Departamento Legal de CONMED para obtener instrucciones sobre el modo de enviar informes por correo electrónico, correo ordinario o fax. Si es necesario, se pueden enviar informes anónimos de infracciones a:

Signius (servicio de terceros)
1-866-838-0850

Los informes anónimos serán remitidos por MessagePro a la presidencia del Comité Auditor del Consejo de Administración de CONMED. La presidencia del Comité Auditor se pondrá entonces en contacto con el Consejo General u otros según corresponda, para que se estudien oportunamente los informes.

Si un empleado no está seguro de si una situación infringe este Código debe hablarlo con el Consejo General de CONMED para evitar posibles malos entendidos y situaciones embarazosas más adelante.

II.             Conflictos de intereses

Se produce un “conflicto de intereses” cuando el interés privado de un individuo es materialmente contradictorio, choca o interfiere con, o parece ser materialmente contradictorio, chocar o interferir con, los intereses de la Compañía. Los conflictos de intereses están prohibidos por política de la Compañía, a menos que hayan sido aprobados por esta. En particular, como empleado, directivo o consejero nunca debe utilizar o intentar utilizar su posición en la Compañía para obtener beneficios personales incorrectos para sí mismo, para su familia ni cualquier otra persona.

Cualquier empleado, directivo o consejero que sea consciente de la existencia de un conflicto de intereses o de un beneficio personal deshonesto o que esté preocupado por la posibilidad de que llegue a producirse un conflicto, debe discutir el asunto inmediatamente con el Departamento Legal de CONMED.

III.           Posibilidades empresariales

Los empleados, directivos y consejeros tienen el deber hacia la Compañía de aprovechar las posibilidades que surjan de intereses empresariales para la Compañía. Se prohíbe a los empleados, directivos y consejeros aprovechar (o indicar a terceros) las posibilidades importantes de negocios que descubran a través del uso de propiedad e información de la empresa y su puesto en ella, a menos que ya se haya ofrecido la oportunidad a la Compañía y esta la haya declinado. En general, se prohíbe a los empleados, directivos y consejeros que utilicen propiedad e información de la empresa y su puesto en ella para obtener beneficios personales deshonestos así como competir con la propia Compañía.

A veces es difícil trazar la línea entre los beneficios de la Compañía y los personales y a veces se dan beneficios de la Compañía y personales simultáneamente en determinadas actividades. La única conducta prudente para nuestros empleados, directivos y consejeros es asegurarse de que cualquier uso de la propiedad o los servicios de la Compañía que no sea en beneficio exclusivo de la Compañía sea previamente aprobado por el Departamento Legal de CONMED.

IV.           Confidencialidad

Al realizar negocios de la Compañía, a menudo los empleados, directivos y consejeros conocen información confidencial o patentada sobre los negocios de la Compañía, por ejemplo, información relativa a CONMED, Linvatec, CONMED Electrosurgery o cualquiera de las filiales de CONMED o Linvatec, sus proveedores, empresas conjuntas y empresas que puedan ser adquiridas por la Compañía. Cuando esa información no haya sido comunicada al público en general, o a inversores o posibles inversores en particular, los empleados, directivos y consejeros deben preservar la confidencialidad de toda la información que se les haya confiado, excepto si se autoriza o se exige por mandato legal que se revele.

Es importante que la información que no sea pública se mantenga en la confidencialidad, pues puede haber graves consecuencias para la Compañía como resultado de la revelación de información confidencial. Del mismo modo, puede haber consecuencias graves para el empleado que revele dicha información confidencial, ya sea intencionada o inadvertidamente.

Si tiene alguna duda sobre estas obligaciones de confidencialidad, póngase en contacto con su Departamento de Recursos Humanos. O bien, con el Departamento Legal.

V.             Trato justo

Tenemos un largo historial de éxitos a través de una competición empresarial justa y honesta. No pretendemos adelantarnos a la competencia con prácticas empresariales ilegales o poco éticas. Cada empleado, directivo o consejero debe esforzarse por tratar de manera justa a los proveedores de servicios, abastecedores, competidores y empleados. Ningún empleado, directivo o consejero debe aprovecharse injustamente de nadie mediante manipulación, ocultamiento, abuso de información privilegiada, tergiversación de hechos materiales, o cualquier práctica de trato injusto. Si tiene alguna duda sobre una conducta que está pensando en adoptar, debe ponerse en contacto con el Consejo General de CONMED.

VI.  Protección y uso adecuado de los bienes de la Compañía

Todos los empleados, directivos y consejeros deben proteger los bienes de la Compañía y garantizar su uso eficiente. Todos los bienes de la Compañía deben utilizarse exclusivamente para fines empresariales legítimos.

VII.         Cumplimiento de las leyes, reglas y normativas (incluyendo las leyes sobre abuso de la información privilegiada)

Es política de la Compañía cumplir con todas las leyes, reglas y normativas aplicables. Es responsabilidad personal de cada empleado, directivo y consejero adherirse a los estándares y restricciones impuestos por dichas leyes, reglas y normativas. Estos requisitos van desde el cumplimiento de la revelación de valores, los requisitos de legislación estadounidense sobre alimentos y fármacos, las obligaciones de la ley sobre las prácticas corruptas extranjeras, así como cualquier otro requisito legal que puedan afectar a nuestro negocio.

Existen tres componentes de cumplimiento con respecto a la legislación sobre valores: (i) No divulgación y No utilización de información interna; (ii) Limitaciones a la divulgación; (iii) Restricciones adicionales sobre filiales.

De vez en cuando, los empleados pueden estar expuestos o tener acceso a “información importante no pública” en el sentido de las leyes sobre valores. Aunque la frase no es precisa, generalmente se entiende que se aplica a cualquier información no pública que un inversor razonable tendría en cuenta a la hora de tomar una decisión sobre inversiones. A estos fines, la información no tiene por qué ser tan importante como para alterar una decisión inversora. Pero es suficiente que un inversor pudiera “tener en cuenta” la información para tomar su decisión. La Comisión de Valores y Bolsa (Securities and Exchange Commission, SEC) considera que los siguientes tipos de información, según las circunstancias, pueden ser considerados materiales: (1) información sobre ganancias; (2) fusiones, adquisiciones y cambios en los activos; (3) productos nuevos o desarrollos relacionados con clientes o proveedores; o (4) contratos importantes con clientes.

En un momento dado, un amplio número de empleados puede conocer información no pública sobre una o varias de estas categorías. El que esa información sea o no “importante” es una conclusión legal que puede implicar la consideración de factores de los cuales no todos los empleados pueden tener conocimiento, y puede representar una conclusión que algún tercero puede alcanzar a posteriori.

En la práctica, si tiene alguna duda o pregunta sobre si usted tiene información que pueda considerarse importante, no pública, debe suponer que sí la tiene, no participar en ninguna transacción, directa o indirectamente, en valores de CONMED de cualquier tipo (ya sean acciones, compras u opciones). Además debe tener cuidado de no revelar a nadie cualquier información no pública. Las personas que infrinjan estas normas no solo se colocan a sí mismas en una situación de riesgo según las políticas de CONMED, sino que pueden haber incurrido o ayudado a terceros a incurrir en lo que comúnmente se denomina “abuso de información privilegiada”, conducta que puede ser criminal.

Se aplican requisitos adicionales a quienes abusan de información privilegiada corporativa a los que se ha notificado por separado sus obligaciones complementarias. Si tiene alguna duda sobre la política de CONMED en este respecto, o se entera de alguna infracción de esta política, debe ponerse en contacto inmediatamente con el Departamento Legal de CONMED.

La política de CONMED es no revelar “información no pública importante” excepto por parte del número limitado de directivos de la Compañía autorizados para hacer estas revelaciones en nombre de la Compañía. Para la mayoría de los empleados, incluyendo todos los directivos y personas con acceso a información no pública importante, esto significa que deben preservar los secretos y la información confidencial de la Compañía, y no hacer uso de tal información.

VIII.       Exenciones de este Código

De vez en cuando, la Compañía puede renunciar a aplicar este Código. Cualquier empleado, directivo o consejero que piense que puede pedir una exención debe ponerse en contacto con el Departamento Legal de CONMED. Las exenciones del Código para directivos o consejeros de la Compañía deberán ser autorizadas por escrito por el Consejo de Administración o un comité del Consejo, y debe ponerse en conocimiento de los accionistas si así se solicita.

IX.       Deber de informar y protección para los informes realizados de buena fe sobre infracciones de las políticas o leyes

Los empleados son responsables del cumplimiento de todas las leyes y políticas de la Compañía en todas las ocasiones. Además de ser responsables de su propia conducta, se pide a los empleados que informen de cualquier incidente o conducta de otro empleado que consideren una infracción de las políticas de la Compañía o de la ley, incluyendo las leyes relativas a fraudes como el de valores o el fraude a los accionistas. Va en contra de la política de la Compañía que cualquier empleado despida, denoste, suspenda, amenace, acose, discrimine de cualquier modo o emprenda alguna acción desfavorable en represalia contra un empleado que informe de una infracción de estas políticas, proporcione información legalmente o ayude de otro modo en una investigación de lo que el empleado considere una infracción de estas políticas o un fraude a los accionistas u otros tipos similares de fraude. Si un empleado cree que ha sido objeto de una acción desfavorable como resultado de un informe de buena fe de una infracción de las políticas de la Compañía o de la ley, debe ponerse en contacto inmediatamente con el Departamento Legal de CONMED o el de Recursos Humanos.

Siguiendo las directrices del Consejo General, el personal responsable revisará e investigará todas las revelaciones creíbles de la actividad deshonesta sospechada para garantizar una respuesta adecuada. Las investigaciones se llevaran a cabo de manera confidencial en la medida de lo posible. El Consejo General estará entonces autorizado para imponer las acciones disciplinarias adecuadas a quienes incurran en malas conductas y los responsables del fallo en la prevención o la detección de la conducta deshonesta, medidas disciplinarias entre las que se incluyen la terminación del empleo.